Buscar
  • Felicitas Guerrero Libro

Crimen de "La Noria", 29 de enero de 1872

Hace 148 años la sociedad porteña se veía sacudida por una noticia trágica. En los primeros albores del martes 30 de enero de 1872, poco antes de las seis de la mañana fallecía Felicitas Antonia Guadalupe Guerrero de Álzaga, “La joya de los salones”.

El diario La Nación del 4 de febrero deploró “el fin trágico de la distinguida y virtuosa dama, víctima del furor de un hombre enamorado. Nos alegraríamos que las niñas sacaran de este hecho aislado un saludable ejemplo, una lección provechosa. El amor de la coqueta, es también como las alas de la mariposa: polvo de oro y carmín que se desvanece al más leve soplo.”

Este breve párrafo denota claramente la sociedad de aquella época en que la mujer debía ser sumisa y obediente, primero ante su padre, luego ante su marido y ante los hombres en general.

Pareciera que ostentar la belleza que le fuera otorgada por la naturaleza, sumado a sus virtudes y desenvoltura en el manejo de sus heredades, imponiendo su presencia dentro de una sociedad patriarcal, ese desenlace fatal fue el precio que debió pagar por el pecado de la búsqueda de su felicidad.

Nota confeccionada por la Sra. Cristina Mabel Podestá y aporte de Aineé


5 vistas